viernes, marzo 06, 2015

La recetina expat de la semana: arroz con salchichas

arroz-salchichas

¡Buenos días!

Este es uno de los platos preferidos de mi hijo. Me gusta hacer esta receta el fin de semana cuando podemos comer juntos ya que yo no soy de comer arroz por la noche. Suelo dejar el sofrito preparado y cuando llegamos de pasear o del Spielplatz sólo me queda echar el arroz.

Se puede preparar con cualquier tipo de salchicha fresca: de pollo, pavo, cerdo, etc. En el supermercado del Karstadt venden unas salchichas italianas que están buenísimas. Las picantes son deliciosas aunque suelo comprar las clásicas porque las otras son realmente picantes para un niño. 
 

Ingredientes (para dos adultos y un niño comilón)

Arroz (250- 300 gr.)
Aceite
Salchichas frescas (3-5 depende del tamaño)
Media cebolla
Medio tomate

Preparación

Picar la cebolla y pocharla a fuego lento. Añadir el medio tomate rallado para hacer un sofrito. 


Cortar las salchichas frescas y rehogarlas junto al sofrito. Añadir el arroz. Dejar que el arroz se mezcle con el sofrito unos segundos. Verter el agua (dos de agua por una medida de arroz).¡Y listo!

Feliz fin de semana


miércoles, marzo 04, 2015

Alemania: cinco claves para elegir un hospital donde dar a luz

Cuando estás embarazada en Alemania, una de las decisiones que tienes que tomar  es elegir un hospital en el que dar a luz. Esta es la pregunta del millón sobre la que todo el mundo (amigos, conocidos, compañeros de trabajo, vecinos, etc.) terminan por opinar dificultando todavía más la elección o creando inseguridades infundadas. 

Estos son algunos factores que quizás te ayuden a la hora de hacer la elección:
  
1. Las instalaciones. Normalmente, los hospitales alemanes dedican un día a la semana a hacer visitas guiadas por el paritorio. Primero, dan una pequeña charla donde cuentan cual es su protocolo de actuación y donde se pueden formular preguntas. Finalmente, te enseñan el Kreißsaal (paritorio) donde, en líneas generales,  te explican: el tipo de camas que usan y los elementos que tienen para ayudarte durante el proceso (pelotas, espalderas, telas que cuelgan del techo, sillas de parto, bañeras de dilatación, etc.). 

2. Unidad de neonatología. No todos los hospitales, al menos en Leipzig, cuentan con una unidad de neonatos. Es necesario plantearse si para nosotros es importante o no contar con una de estas unidades. A mí personalmente me aportaba mucha tranquilidad saber que había un especialista en neonatos cerca.
 

3. Mondus operandi. Otro factor a tener en cuenta es el protocolo de actuación de los hospitales. Hay algunos hospitales donde los partos sólo son atendidos por matronas. Sin embargo, otros cuentan con matrona y médico durante el expulsivo. Algunos no tienen problemas en proporcionar drogas que mitiguen el dolor, mientras que otros hospitales intentan que el parto sea lo más natural posible. Lo importante a mi entender es reflexionar sobre lo que se quiere o lo que se espera del parto para poder elegir uno que se adapte a nuestras necesidades.

4. Distancia de casa al hospital. Quizás no sea el factor más importante pero es algo que hay que tener en cuenta. Piensa que si vas a recibir apoyo o ayuda de algún familiar que viaje a Alemania expresamente para el parto quizás no sea buena idea que el hospital esté muy lejos de casa. 

5. Otros factores a tener en cuenta: el horario de visitas; si cuentan con asesores de lactancia; si hablan otros idiomas en caso de que no hablemos alemán; si cuentan con habitaciones familiares; salas de lactancia und so weiter.

Al final, lo más importante es encontrar un hospital que nos de confianza para poder estar lo más tranquilas posible.






lunes, marzo 02, 2015

Frases que me enervan en la recta final del embarazo

(así que queridos amigos que me conocéis en el mundo real, no me las digáis si no queréis que os ladre o muerda ...)

... Menuda panza, ¿no?

(¡No jodas! No me había dado cuenta.)

... ¿Todavía puedes atarte los zapatos?

(puedo hacerlo desde parvulitos)

 ... Esa barriga está muy alta todavía

(Mentira. Ya no se me junta con las tetas)

... Otro niño ... jujujijijijujujuju

(pues yo no le veo la gracia)

...  ¿Ya lo tienes todo preparado?

(Me estás estresando ...)

... ¿Te vas a tomar un café?¿Puedes tomar café en tu estado?

(ya empiezan los biotalibanes y los ökoplastas a hablar de las propiedades de infusiones cuyo nombre da miedo)

... ¿Cuánto te queda?

(¿has visto que tenga una bola de cristal?)

... ¿Y no te puede echar una mano tu suegra teniendo a tu madre tan lejos?

(¿Frau Merkel? ¿En mi casa? ¿Nos hemos vuelto locos todos?)

... ¿Y von Pimpollo qué dice de tener un hermano? 

(Chocolate. Es lo único que dice junto a Neeeeeeeeeeeein) 

... ¿Caminas muy graciosa, como un pingüino

(Y tú vas a volar de una hostia como un gavilán)

... aprovecha para hacer cosas ahora que luego no tendrás tiempo

(tengo un niño de casi tres años.¿Qué es el tiempo?)

y la peor de todas ...

tachán tachán ...

súbase a la báscula

(¿¿¿¿señora matrona es realmente necesario hacerme pasar ese mal trago en todas las visitas?????

¡Buen lunes!



viernes, febrero 27, 2015

La recetina de la semana: salmón al hojaldre



¡Buenos días! Esta es una receta que al peque de la casa le encanta. Su "paquetito" de hojaldre es un poco diferente al nuestro. En vez de usar un filete de salmón entero, se lo parto en trocitos pequeños para "engañarlo" porque a él lo que le gusta en la mezcla de queso con espinacas.Y se lo decoro con un dinosaurio para que le entre por los ojos.




 Ingredientes

- Salmón sin piel (aproximadamente 400 gr.)
- Queso tipo philadelphia
- Una o dos cucharadas de leche
- Espinacas (agregar cantidad a gusto)
- 1 placa de hojaldre
- yema de huevo para pintar

Preparación

Hacer una mezcla con el queso de philadelphia (aproximadamente media tarrina), las espinacas y una cucharada de leche. Cubrir el filete de salmón previamente salpimentado con la mezcla de queso.

Extender la placa de hojaldre con la ayuda de un rodillo. Envolver el salmón. 

Pintamos con yema de huevo para que tome color.

Metemos al horno hasta que dore, aproximadamente 20-25 minutos a 160ºC.

¡Y a comer! 

¡¡¡¡Qué ganas tengo de que llegue el verano para poder hacer fotos con luz!!!!


lunes, febrero 23, 2015

El segundón

Ach ja ... dicen que los primeros lo pasan muy mal con la llegada del hermanito. Pamplinas. Quítense esa absurda idea de la cabeza. ¿Qué son unos celos en comparación con todo lo que tienen que soportar los segundos?
  
Se lo digo yo que fui segunda. Y eso de heredar pantalones y estrenar solamente rodilleras, marca mucho. 

Y aquí me tienen pasando las noches en vela pensando en las penurias y calamidades que va a sufrir el segundo. Pobretico mío. 

Sudores fríos nocturnos me entran, cuando pienso en cómo le va a afectar al nuevo retoño el hecho de no haber escuchado a Mozart en todo el embarazo. Si no es un genio, será culpa mía por no haberle puesto la quinta sinfonía. Dior mío, que llevamos todo el embarazo con el Cantajuegos de fondo y eso ya no tiene solución.

Si von Pimpollo disfrutó de toallas bordadas a punto de cruz y todo un ajuar cosido a mano y elegido con detalle; el nuevo tendrá que darse con un canto en los dientes con lo adquirido en nuestra última visita a Ikea.

Ni cinco minutos al día puedo sentarme a dedicarle al nuevo un mínimo de atención. Fíjense que el otro día lo intenté y la historia terminó con un avión de lego estrellándose en mi dulce cabeza. 

No crean que exagero fruto de la revolución hormonal que sufre mi cuerpo. Hasta von Mariden me ha llamado la atención al respecto indicándome que debería tener una actitud más maternal con el nuevo inquilino que está por llegar. Y hablarle de vez en cuando. Y de paso hacer campaña electoral.

Teniendo en cuenta que los bebés oyen a partir del cuarto mes de gestación va a costar mucho trabajo convencer al susodicho que vote a favor de abandonar el vientre materno lo antes posible.

Normal. Pobretico, tiene que estar acojonado vivo después de pasarse todo el santo día escuchando a su madre gritando como si no hubiera un mañana: bájatedeahíquetevasacaer.Ymiraquesitecaescobras.Nohaymáschocolateporquelo
digoyoquesouytumadre. Niactimerniactimela. 

Me da que el día que salga, echará a correr sin mirar hacia atrás.




 

viernes, febrero 20, 2015

La recetina de la semana: trenza de nutella


Merienda perfecta o desayuno ideal. ¿Qué os parece esta trenza de nutella? Se puede usar la masa de los panecilllos de leche (receta aquí) o ahorrar tiempo comprando una masa de hojaldre ya hecha.

Estiramos la masa. Untamos nutella y enrollamos. Hacemos un corte a la larga y entrelazamos. Pintamos con yema de huevo y al horno hasta que dore (unos 20 minutos a 180ºC Umluft).

Os desdeo un feliz fin de semana.
Blogging tips