25 mayo 2015

Kartoffelland

Guten Morgen!!!!!

Tengo que confesar que comprar pan y patatas en este país teutón, es siempre problemático. 

Entrar a una panadería, sin las ideas claras, es una grave error. Entre los cientos de tipos de pan que tienen y que, en cada panadería, se llaman de manera diferente, te pueden dar las uvas hasta que la panadera entienda qué pan quieres comprar. 

Con las patatas es similar,  te pueden dar las tantas en el supermercado decidiendo qué patatas comprar, si no sabes exactamente qué vas a cocinar y eliges la patata inadecuada, te pueden salir mal hasta unas simples patatas fritas.

Además de por la variedad de patata, en Alemania se clasifican las patatas por el tipo de cocción:

patatas-alemania

a) Fest kochend:  este es el tipo de patata que normalmente compramos en casa, tienen un bajo contenido de almidón y se caracteriza por mantener la forma tras la cocción. Son las que se usan para preparar ensalada de patata, Bratkartoffeln, Kartoffelnpuffer. Yo las uso para hacer tortilla de patata; patatas importantes, etc. 

b) Vorwiegend fest kochend: tienen un contenido medio de almidón. Son ideales para hacer patatas fritas, guisos o gratín de patatas. 


patatas-alemana

c) Mehlig kochend. Estas patatas se deshacen casi solas una vez cocidas. Son la mejor elección para hacer puré, croquetas de patata, Schupfnudeln, gnocchis, Knödel (esas bolas de patata que sirven con la carne), etc. Son muy secas, el otro día me las pusieron en un restaurante como guarnición y me resultaron muy secas e incómodas de comer. 

En realidad es genial contar con tanta variedad de patata, lo malo es que son muy pequeñas.

Besines,

M. 







22 mayo 2015

La recetina de la semana: tarta de queso con vainilla

Esta semana me ha invadido una inmensa morriña. Una de mis mejores amigas acaba de ser mamá.  Me ha dado una pena infinita perderme ese momento tan especial. Y qué mejor que una tarta quita penas para celebrar tan lindo momento. 

Tengo que decir que me he reconciliado con la tarta de queso. Durante mucho tiempo, era el típico postre que llevaba a todas las celebraciones y terminé por aburrirlo. Pero esta tarta tiene un no se qué, que sé yo. ¿Será el toque de limón? ¿Será la vainilla? ¿Los chips de chocolate? ¿La cobertura?

tarta-queso-vainilla


Ingredientes

150 gr. de mantequilla
medio paquete de galletas tostadas
1 paquete de azúcar avainillado (8gr)
1 cucharada sopera de cacao en polvo
600 gr. de queso tipo philadelphia
50 gr. de harina
170 gr. de azúcar
1 vaina de vainilla
4 huevos
1 limón
un paquete de chips de chocolate
100 gr. de nata
cobertura de chocolate

Preparación

Preparamos la base de la tarta con las galletas. Para ello, machacamos las galletas, añadimos la mantequilla, el azúcar avainillado y la cucharada de cacao.  Trabajamos bien hasta formar una masa homogénea. Extendemos en el fondo del molde. Y dejamos reposar en la nevera. 

Hay quien derrite la mantequilla previamente. A mí me gusta preparar la base de galleta con la mantequilla a temperatura natural. 

Y mi truco para no llenar toda la cocina de galleta molida, es meterlas en una bolsa.

PicMonkey Collage

Precalentamos el horno. En un recipiente, batimos el queso junto con la harina y el azúcar. Cortamos la vaina de vainilla a la larga y agregamos las semillas a la mezcla. 

tarta-queso-vainilla4

Añadimos los huevos uno a uno, la ralladura de un limón, la nata montada y los chips de chocolate. 

Horneamos durante una hora a 150ºC. 

Dejamos enfriar. Derretimos el chocolate y decoramos. 


 tarta-queso-vainilla3


Está de pecado. 

Besines,

M.

PD ¡Bienvenida al mundo, Nora!

20 mayo 2015

Un paseo por el mercado de Leipzig

mercado-leipzig5

Una de las cosas que más me gusta hacer en esta época del año, es dejarme caer por el mercado semanal que en Leipzig tiene lugar los martes y viernes. 

Por estas fechas, el mercado es una explosión de colores y sabores. Allí encontraréis un sinfín de productos. 

No podía faltar el pan, tan importante en la dieta alemana. Este es mi puesto favorito, tienen los mejores panecillos de leche que he probado en mi vida.



Leipzig-mercado1


Y las flores. Por esta época es común que los alemanes se afanen en adornar sus jardines y balcones.

leipzig-mercado2
leipzig-mercado6
leipzig-mercado7

Tienen un gran surtido de frutas y verduras a muy buen precio. Aunque, uno no tenga intención de comprar, merece la pena darse una vuelta por el mercado para disfrutar de tan colorido paisaje.


leipzig-mercado9

Tampoco nos podemos olvidar de los productos de la temporada. Es época de espárragos y fresas. ¿Os gustan más las fresas alemanas o las españolas? 

mercado-leipzig3


Yo siempre termino comprando españolas, me gusta pensar que comprando productos españoles ayudo un poquito a mi país. 

Besines,

M.

18 mayo 2015

Frases chorra: sobre los alemanes y sus modales en la mesa

... no usan servilletas

(eso es para decorar las mesas y para hacer manualidades varias, como pintar jarrones y cajas de galletas)

... no comen con pan 

(a no ser que haya ensalada o cenen pan con fiambre)


... ergo no mojan el pan ni en las salsas, ni en los huevos fritos

(y dejan los platos relucientes. El secreto reside en usar el tenedor y cuchillo con una gran habilidad para poder "beber" las salsas sin gotear ni mancharte porque tampoco tienes servilleta para limpiarte)

... no beben hasta que todos los comensales están servidos

(y brindan al son de un Prost!)

... comen independientemente de que todos los comensales invitados estén presentes

(no te extrañe quedar a comer con un alemán y encontrártelo con el postres porque tenía tanta hambre que no podía esperar).

... no usan palillos

(usan las manos. Con una mano se tapan la boca, con la otra indagan en las profundidades de su boca)

... ponen todo en el centro de la mesa y cada uno se sirve lo que quiere

(esto es divino para las madres que no tienen que levantarse cuatro mil veces. Eso sí se pierde uno esos momentos mágicos en los que le dices a tu madre que no quieres más y ella sigue echando cucharadas a diestro y siniestro)

... no beben en las comidas

(a no ser que estén en un restaurante)

... se desean siempre piep piep piep Gutten Appetit 

(y las mamás no preguntan si estaba rico, sino si se quedaron llenos) 

... hay un cuchillo mágico para cortar el pan (del desayuno)

(y como uses otro para cortar los Brötchen, te cortan la cabeza)

Qué tengáis un lindo día,

M.

PD. No lo iba contar pero bueno ... una vez me invitaron a cenar y uno de los comensales, muy alemán, se puso a lamer el plato. ¡Puaj!



Blogging tips