viernes, marzo 27, 2015

La recetina expat de la semana: Frikadellen con rahm champigon y puré de patata


Aunque básicamente en casa nos decantamos por la cocina española, de vez en cuando, preparamos algún plato más alemán. 

Ingredientes:

250 gr. de champiñones
1 cebolla
1 bote de nata líquida
Tomillo
300 gr. de carne picada
1 huevo
1 rebanada de pan de molde
pimienta
patatas (aprox. un kilo)
1 cucharada de mantequilla

Preparación:

Para las frikadellen

Desde que vi a Johann Lafer hacer una mezcla muy similar a la mía, desterré la receta original alemana que me resultaba muy seca y con demasiada cebolla. En un bol, mezclamos la carne picada; el huevo, la rebanada de pan (sólo la miga) mojada en leche y media cebolla picada. Salpimentamos. 

Doramos a fuego medio en una sartén con aceite (o mantequilla).

Opcional: añadir ajo, perejil y rebozar ligeramente en pan rallado o harina.

Para el rahm champignon  

En una sartén, pochamos la otra mitad de la cebolla previamente picada. Añadimos los champiñones cortados en láminas. Dejamos que se doren. Añadimos la nata y dos o tres cucharaditas de tomillo. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego lento.

Para el puré de patata

Pelamos y lavamos las patatas. Ponemos a cocer en abundante agua durante unos veinte minutos (el tiempo dependerá del tamaño y tipo de patatas). Cuando la patata esté cocida, retiramos el agua. Machacamos la patata con la ayuda de un tenedor, añadimos un buen chorro de leche y una chucharada de mantequilla. Ligamos bien la mezcla con la ayuda de unas varillas.


¿Hay algún plato alemán que os guste preparar en casa?

¡Feliz fin de semana!



miércoles, marzo 25, 2015

Sin palabras

Hoy es un día en el que nuestros pensamientos están con las familias y amigos de los pasajeros del avión siniestrado. 

A todos los españoles que vivimos en Alemania, esta noticia nos ha sumido en una profunda tristeza. Sus historias, son las nuestras. Y el dolor nos ha encogido el corazón.

Que allá donde vayan, descansen en paz.


Resultado de imagen de lazo negro

lunes, marzo 23, 2015

A grandes males ..

A ciertas alturas de la película del embarazo, cuando no quedaba ni un rincón de la casa por donde pasar el pronto y el paño, podía decirse que el síndrome nido había sido superado por el síndrome fatalista.

A falta de quehaceres y juntas de baldosas por blanquear, mi afán por controlarlo absolutamente todo, dio lugar a cavilaciones metafísicas sobre cómo se las apañaría mi querida familia sin mí. Siempre podía caer una bomba atómica o a la menda le podía pasar algo grave en el parto. Incluso pensé en convertir el Keller (sótano) en un refugio antiaéreo.

No era yo, eran las hormonas.

Así que durante las últimas semanas me esmeré en llenar el congelador; lavar la ropa y hacer que von Mariden me prometiera no sólo amor eterno, sino que cuidaría de los cachorros hasta el inifinito y más allá.

Y yo que me lo creí. A pies juntillas. Él que no sabe ni freír un huevo. Hasta que von Pimpollo confesó.

- ¿Y qué tal ha ido en el zoo? ¿Lo habéis pasado bien?

- Vimo a drilo (cocodrilo) y leopardo. Pero triste mamá.

- ¿Triste, amor? ¿Qué pasó?

- La mamá leona ha muerto.

- ¡¡¡Oh vaya!!! Bueno ...

- No pasa nada, papá dice que van a comprar otra mamá leona, que le de mimos al león  y tener más simbas.

- Ya 0_o

 A grandes males, grandes remedios.






viernes, marzo 20, 2015

La recetina expat de la semana: Bollo de Pascua de Avilés

Bollo-pascua-aviles

¡Buenos días!

Esta receta empieza a ser un clásico en el blog por estas fechas. Este es un mantecado típico de la Semana Santa de Avilés. Tradicionalmente, los padrinos se lo regalan a los ahijados el domingo de Pascua.

El Bollo de Pascua tiene forma de estrella de cuatro puntas. Normalmente, se suele montar en pisos que se decora con chocolates, pollitos y otros ornamentos típicos de estas fechas.

Estos son los moldes tradicionales que volaron a Alemania en la maleta. Aunque, también se pude preparar en un molde de cake alargado.

molde-bollo-pascua-aviles

Ingredientes para un bollo pequeño.

250 gr. de mantequilla
250 gr. de harina
250 gr. de azúcar
250 gr. de huevos (aprox. 4 huevos. Se pesan con cáscara)

Preparación: 

Derretir la mantequilla y dejar que enfríe.

Batir los huevos con el azúcar durante veinte minutos (con varillas). Dejamos reposar la masa 10 minutos. Añadimos la harina poco a poco y batimos 10 minutos más. Volvemos a dejar la masa en reposo otros 10 minutos; añadimos la mantequilla derretida y batimos 10 minutos.

Metemos al horno a 180ºC (posición arriba y abajo)  hasta que rompa; es decir, hasta que se abra por arriba. 

Desmoldamos, dejamos enfriar y decoramos con un glaseado de azúcar.
 
Para un bollo de tres plantas se necesitan 750 gr. de todos los ingredientes. 

¿Preparáis algún dulce especial durante la Semana Santa?

miércoles, marzo 18, 2015

Qué viene el segundo ...




¡Buenos días!

Hoy quería compartir con vosotros estos tres libros que nos han ayudado a preparar a von Pimpollo para la llegada del hermanito.

Wir sind jetzt vier (Ravensburger), no es un libro que le haya leído mucho porque está en alemán y yo sólo le leo los libros que en casa tenemos en español. Me vino de perlas el día que me tuve que llevar a Pimphünchen al ginecólogo porque las ilustraciones son bastante realistas. Muestra un poco como son los preparativos previos a la llegada del bebé; la visita a la mamá en el hospital; la frustración del pequeño protagonista al ver que la hermanita no era lo que esperaba y un final donde todos se muestran felices y comen perdices. 

Mi primer hermanito (Todolibro). Ilustra los últimos días del embarazo y el paso por el hospital de la mamá. Además, de las cosas que los hermanos mayores pueden hacer con los bebés. En general, me parece que da a los niños un mensaje muy positivo.

Soy un hermano mayor de Joanna Cole. De este libro me gusta que hay también la versión  Soy una hermana mayor. A mi hijo le encanta, si le preguntas te cuenta que los niños de la portada son él y su hermano. Y cuando terminamos de leerlo dice orgulloso que él es el hermano mayor porque es grande. Se centra mucho en transmitir una idea muy positiva del papel que desempeñan los hermanos mayores.

Besines,




domingo, marzo 15, 2015

Mamá Bobbitt

Fíjense ustedes que a una semana de parir, en plena enajenación mental hormonal, yo sólo le veo ventajas a esto de traer otro pito al mundo. 

Escalofríos me entran al pensar que en el salón de mi casa podrían pelearse el rosa y el azul. 

Verán,  no creo que haya juguetes de niño o de niña pero por algún casual, cada vez que vamos a la juguetería, el ya no tan  pequeño von Pimpollo, se tira en plancha hacia todo aquello que tenga ruedas. Todos mis esfuerzos por comprarle una muñeca han sido en vano. 

- Pero mira, si la muñeca es supeeeeeeeeeeer guapa. Vamos, que está todo buena. 

- Yo querer autooooooooooooo. 

En este caso, tiran más las carretas que las tetas.

Así que somos  felices propietarios de toda una colección de coches, trenes, monster trucks y piezas de lego odiosas que se clavan en mis pies descalzos a las tantas de la mañana. Ni ganas de ver por el salón carricoches, sillitas,  cocinitas y toda clase de cachibaches rosa. Con la obra que tenemos en casa nos basta y nos sobra. Vamos que tenemos tal percal montado que estoy por cobrar entrada a los jubilados. Pasen y vean el último modelo en excavadora.

Y esto en el fondo es una ventaja. Que ya tenemos  de todo y no necesitamos comprar nada. Un chollazo. 

Y además, una ya tiene experiencia en esto de criar hombres de provecho. Y tener un hijo ayuda a entender el pitocentrismo varonil que empieza  bien temprano.

Cuartel general 03:00 a.m. Conversación de habitación a habitación.

-Mamáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Mamiiiiiiiiiiiiii
- ¿Qué?
- Mi hombrecito meador (Pullermann)
- 0_0 ¿Qué pasa?
- Mi pitoooooooooooooooooooooo
- ¿Te has hecho pipí?
- Me duele el Pullermann
- Ya estoy aquí. ¿Qué pasa?
- El Pullermann está grande. 
- 0_0 Ya bueno es lo que suele pasar cuando uno se toca el hombrecito meador. Que se emociona y el hombrecito se viene arriba. Tú mejor no te lo toques o bueno ... ehm ... no es que tocar al señor Pullermann sea malo pero ... Bueno que son las tres de la mañana a dormir.

Cuartel general 05:00 de la mañana

- Mamáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
- (Mierdaaaaaaaaaaaaa)  ¿Quueeeeeeeeeeeeeeeeéeeeeeeeeeeeee?
- Mi hombrecito meador. 
- 0_0 
- Mamáaaaaaaaaaa córtamelo. 
- 0_o

Ni que decir tengo que salí despavorida hacia la habitación del querubín al que me encontré con  los pantalones del pijama bajados suplicándome que le cortara no el pito, sino un  maldito hilo que se le había enrrollado. 




Blogging tips